El plan de Palpatine requiere fanáticos, no clones

Como demuestra The Bad Batch, la naturaleza del ascenso al poder de Palpatine explica por qué finalmente tuvo que reemplazar a sus soldados clon con soldados de asalto.


Lo siguiente contiene spoilers de Star Wars: The Bad Batch Season 2, Episode 3, “The Solitary Clone”, que se transmite ahora en Disney+.

El emperador Palpatine es guerra de las Galaxias La encarnación suprema del mal de la galaxia. El maquiavélico Lord Sith diseñó meticulosamente su ascenso al poder de humilde senador a emperador galáctico, creando guerra, resentimiento y fervor patriótico para construir constantemente su base de poder. Por supuesto, como emperador, su control tiránico del poder absoluto dependía en gran medida de la fuerza de su ejército. Durante las Guerras Clon, Palpatine supervisó la creación del Gran Ejército de la República. Esta impresionante fuerza militar estaba formada por clones entrenados desde el nacimiento y modificados genéticamente para la guerra. En los días del Imperio, reemplazaría a los clones con los Stormtroopers. Sin embargo, la utilidad de los soldados de asalto puede no ser evidente de inmediato. mal lote Explica la lógica de Palpatine.


A primera vista, la decisión de reemplazar a los soldados clon por soldados de asalto no tiene mucho sentido. Los soldados de asalto parecen muy inferiores a sus contrapartes clones altamente calificados. Sin embargo, la naturaleza del gran plan de Palpatine para tomar el poder y la forma en que manipuló la galaxia revela exactamente por qué finalmente eliminó a los clones en favor de los reclutas humanos regulares. En opinión de Palpatine, todos en su trabajo eran solo una herramienta para promover sus objetivos políticos y su milicia lo incluía. Así como el ejército de clones de la República ayudó a reforzar el apoyo a las Guerras Clon, el reclutamiento de ciudadanos galácticos ordinarios en el Cuerpo de soldados de asalto de Palpatine ayudó a cultivar el sentimiento a favor del Imperio.

Relacionado: Lo que revela la mala partitura musical sobre la corrupción del imperio


Los clones libraron una guerra, pero las tropas de asalto construyeron un imperio.

TK Trooper el lote malo

El tercer episodio del programa. mal lote La segunda temporada, “The Solitary Clone”, presenta brevemente a un par de clones que discuten la ley de reclutamiento de defensa del Imperio y hablan con miedo sobre sus implicaciones para su futuro. Aunque parecía que el proyecto de ley tuvo dificultades para ser aprobado por el Senado Imperial, el momento muestra que el Imperio buscaba reemplazar a los soldados clon después del final de las Guerras Clon. La primera temporada de mal lote Al presentar a algunos de los primeros reclutas no clones del Imperio, la Temporada 2 ha hecho que la diferencia entre ellos y las fuerzas clones sea aún más evidente.

Los clones fueron criados para ser leales a la República y luchar contra una fuerza hostil. En la Era del Imperio, tanto la República como esa fuerza hostil desaparecieron y los clones comenzaron a cuestionar el Imperio. Sin embargo, Palpatine pasó años convenciendo cuidadosamente a la galaxia de la necesidad de seguridad y orden, que finalmente entregó en la forma del Imperio. Los clones han sido un componente vital para llevar la galaxia a este punto. Con el ejército de clones, Palpatine pudo convencer al Senado de que la República podía luchar y hacer la guerra sin poner en peligro a los ciudadanos en el frente. Sin embargo, con el Imperio en su lugar, Palpatine necesitaba ejecutores que alentaran el fanatismo patriótico más de lo que necesitaba soldados perfectos.

Si Palpatine hubiera mantenido un ejército de clones una vez que existió el Imperio, probablemente podría haber inspirado una rebelión más grande de la que realmente enfrentó. Los clones fueron creados para ser soldados: nunca vivieron entre los ciudadanos de la galaxia, sino que solo fueron creados para servir a la República, o más tarde al Imperio. Sin embargo, los Stormtroopers comenzaron como civiles que luego eligieron servir a su Emperador en las Fuerzas Armadas Imperiales. Su propia naturaleza era una declaración de apoyo al Imperio y animaba a más civiles a hacer fila y seguir su ejemplo, cortando la rebelión de raíz.

Relacionado: The Bad Batch: el tratamiento de la mira de Rampart expone un defecto crucial

Los problemas de Palpatine con los clones

Emperador Palpatine Star Wars La venganza de los Sith

Como todos alrededor de Palpatine, desde Darth Maul hasta Jar Jar Binks, los clones tenían un propósito específico para servir a su gran plan para obtener un poder ilimitado. Una vez que el Gran Ejército de la República hizo su parte, las Guerras Clon terminaron y el Senado estuvo listo para recibir la formación del Imperio con un estruendoso aplauso, los días de los soldados clon estaban contados. Palpatine necesitaba soldados fuertes y capaces cuando luchó en una guerra galáctica total para luchar y ordenó que todos los Jedi fueran asesinados. Después de este punto, con la guerra oficialmente terminada y los Jedi casi extintos, Palpatine necesitaba ejecutores más que soldados reales.

Los soldados de asalto sirvieron más como una fuerza de policía militar que como un ejército real. durante el guerra de las Galaxias Películas y series como mal loteEn la serie, se ve a las fuerzas imperiales patrullando los planetas y haciendo cumplir la ley imperial. Ella sirve como la encarnación del gobierno tiránico de Palpatine, llevando la voluntad del Emperador a las calles de cada orden en la galaxia. Renunciar a los clones permitió a Palpatine aumentar el número de su ejército, para poder lograr una presencia tan omnipresente. Permitir que toda la galaxia viera a estos ciudadanos que eligieron servir al Imperio como Stormtroopers fue otro movimiento publicitario cauteloso de Palpatine, reforzando la idea de que todos deberían dar la bienvenida a su nuevo imperio.

Star Wars: The Bad Batch se transmite los miércoles en Disney+.