Amado en la calle, rechazado por los políticos !

0
46

Full details about Amado en la calle, rechazado por los políticos

It’s today’s topic

Premios de periodismo Cuco Cerecedo organizados por la Asociación de Periodistas Europeos en España El encuentro donde los Reyes pasan de ser Príncipesprimero Felipe VI soltera y despues de la boda reina letizia. Se trata de una acción que suele celebrarse en los salones del hotel Ritz de Madrid, donde el jefe de Estado y su esposa mantienen una cómoda conversación con varios profesionales de los medios de comunicación. Es un momento que disfrutan a fondo, especialmente la Reina, que, como expareja de muchos de los participantes, tiene interesantes encuentros con sus compañeros de profesión.

Hace unos años, al entregar este premio, Felipe VI y su esposa hablaron con uno de los miembros del jurado que estaban recién casados ​​y le hablaron de su reciente luna de miel en la costa del Pacífico de México. Letizia comentó con su cercanía habitual: “Estoy tan celoso, desearía que pudiéramos hacer ese maravilloso viaje”. El periodista le dijo: “Bueno, ¿por qué no? Casi no hay extranjeros en esa parte del país, y ciertamente nadie sabe que están allí”.

La Reina se apresuró a responder: “El problema es que los españoles nunca se encuentran allí. Dondequiera que estemos en América Latina, ellos son ellos mismos”. [los habitantes locales] los que nos conocen. Es increíble, cuando viajamos a cualquier parte de Latinoamérica, nos sorprendemos de lo mucho que nos conocen, nos quieren y nos aprecian. De modo que es absolutamente imposible de ignorar”.

Si bien se trata de una simple anécdota en conversación, lo cierto es que resume a la perfección cómo se sienten el jefe de Estado y su esposa con respecto a esa parte del planeta. A pesar de la polémica y los políticos a ambos lados del charco, Las relaciones de la Corona con estos países tienen una larga historia y son una prioridadtanto a petición del gobierno como por iniciativa propia.

Los datos avalan las relaciones de la Cámara con estos países. En lo que va del año, la Monarca ha viajado a Costa Rica para la ceremonia Rodrigo Cháveza Chile por gabriel borik y a colombia gustavo petro. El jefe de Estado de España no excluye la ideología del nuevo líder, siempre y cuando sea elegido democráticamente y reconocido por el gobierno español.

Felipe VI saluda al nuevo presidente de Chile, Gabriel Borich, en su toma de posesión el 11 de marzo de 2022.

una casa de verdad

prensa europea

La diferencia en los últimos años es que Felipe de Borbón trata cada vez más con los jefes de Estado de los países. la nueva izquierda latinoamericana para llegar al poder. Son una generación política en ascenso que no muestra lealtad al representante de la monarquía española; Dejando de lado la cortesía, algunos incluso han mostrado signos de rechazo abierto o tácito.

Felipe VI asistió a las recientes inversiones de los presidentes de la nueva izquierda en Colombia, Chile y Perú…

Felipe VI necesita tender la mano a nuevos estadistas identificados como de izquierda, progresistas o populistas de izquierda. en este plan salarial junto con el mencionado Petro en Colombia (ganado en 2022) y Boric en Chile (en 2021) – listado Pedro Castillo en Perú (desde 2021), Xiomara Castro en Honduras (2021), Luis Abinader en República Dominicana (2020), Alberto Fernández en Argentina (2019) y veterano Andrés Manuel López Obrador en México (desde 2018).

Estos líderes, que llevan en el poder cuatro años o menos, tienen afinidades ideológicas con sus expresidentes, el llamado socialismo del siglo XXI. Rafael Correa de Ecuador, Evo Morales de Bolivia o Fernando Lago de Paraguay. Se mantienen en sus posiciones como referentes de la izquierda más radical Daniel Ortega Nicaragua o Nicolás Maduro yen la Venezuela de su difunto antecesor, Hugo Chávez, Bolívar.

Entonces hay un incidente Nayib Bukele, que no puede ser clasificado en El Salvador (2019) comenzó identificándose como de izquierda y luego se sumó a las elecciones de centroderecha y hoy se describe como un simple populista.

[Un Fantasma Recorre Latinoamérica: Así Triunfa la Nostalgia Bolivariana en los Populismos de Izquierda]

La relación de España con sus “países hermanos” ha sido en general excelente. Sin embargo, como toda relación diplomática, no siempre ha estado exenta de polémicas y crisis. Uno de los más sonados, y más de quince años después, el famoso “¿por qué no te callas?” que Juan Carlos I Fue presentado a Hugo Chávez en la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno Iberoamericanos de 2007 en Santiago de Chile.


La polémica más reciente se produjo hace unas semanas cuando Felipe VI se sentó ante el pasaje y la exposición. La espada de Simón Bolívar En la toma de posesión de Gustavo Petro de Colombia. Ambas situaciones crearon una gran tensión (la última, sobre todo, en suelo español).

Aunque muy diferentes entre sí, con dos reyes muy diferentes, son escenas que revelan claramente la compleja relación entre la corona española y algunos de los líderes de izquierda de las Américas. actitud y a veces hiriente simbolos soberanosmás propio de un conquistador que de un socio respetable.

El rey se sienta en la cruz de la espada de Bolívar durante la toma de posesión de Gustavo Petro el 7 de agosto.


El rey permanece sentado al paso de la espada de Bolívar durante la investidura de Gustavo Petro, el 7 de agosto.

EE

Conocedor de América

“Se puede hablar de Felipe VI como un verdadero experto de la zona; conoce su realidad mucho mejor que su padre. Darle cualquier lección al Rey de sus comportamientos en cualquiera de estos países es completamente absurdo. Hace esfuerzos muy grandes por estar presente en cada toma de posesión. De hecho, en esta última a Colombia se dio una paliza de avión para estar apenas ocho horas en suelo colombiano y cumplir con la agenda. Nadie conoce la zona como él”, asegura una persona que lleva muchos años destinada en la embajada española en Bogotá.

El jefe del Estado sigue los criterios que le marca la Constitución para cumplir sus deberes en términos de diplomacia. El artículo 56 le reconoce como la máxima representación de nuestro país en las relaciones internacionales y especialmente con “las naciones de la comunidad histórica de España”.

Todos los viajes cuentan con el aprobado del Ejecutivo y siempre viaja acompañado del ministro de Asuntos Exteriores y normalmente, si en la agenda hay algún otro tipo de contenido como Educación, Economía o Salud, también le acompaña la cartera del ramo.

“Estos viajes, sean de la duración que sean, se preparan al más mínimo detalle. El Rey se implica en todos y cada uno de ellos. Conoce Colombia perfectamente, se trataba de la quinta toma de posesión a la que acudía. Y nadie sabía nada del momento espada de Simón Bolivar”, explica a EL ESPAÑOL | Porfolio una persona cercana al equipo de Zarzuela.

El rey Felipe VI saluda al recién investido presidente de Colombia, Gustavo Petro, el 8 de agosto en Bogotá.


El rey Felipe VI saluda al recién investido presidente de Colombia, Gustavo Petro, el 8 de agosto en Bogotá.

Casa Real

Europa Press

“Lo cierto es que todo fue muy raro y descontrolado. La ceremonia empezó con veinte minutos de retraso y luego se detuvo en varias ocasiones por motivos que ni se explicaron. En el manual de Protocolo (el que le dan a todos los invitados en cualquier ceremonia de este tipo) no estaba reflejado, nadie lo sabía. En Colombia se le ha dado mucha menos importancia de la que se le ha dado en España. Ya sabemos gracias a quién, los de siempre que, como no tienen con qué atacar a la Casa, aprovechan cualquier chorrada para usarla en forma de bomba arrojadiza, y todo les vale. Petro charló animadamente con el Rey después del acto y no se ha hecho allí más referencia al asunto”, termina la misma persona.

[Mujer, Negra, Limpiadora y Mandará en Colombia: la “Figura Inédita” de Francia Márquez]

Lo cierto es que para el Rey, Colombia también tiene un lugar especial en su biografía y por tanto en su memoria: su primera visita oficial como Príncipe de Asturias tuvo lugar en 1983 y el destino elegido fue Cartagena de Indias. El Príncipe de Asturias acompañó al presidente del Gobierno, Felipe González, a participar en los actos conmemorativos del 450 aniversario de la fundación de la ciudad. Desde entonces, Felipe VI cruzó el océano Atlántico 101 veces, 70 de las cuales fueron en la toma de posesión de presidentes latinoamericanos..

Cruzó el Océano Atlántico 101 veces y participó en las ceremonias de toma de posesión de los presidentes latinoamericanos 70 veces.

Estas visitas han estado muy presentes en su vida, siendo su última asistencia en su toma de posesión como Príncipe de Asturias el 1 de junio de 2014. la víspera, Juan Carlos anunció su intención de abdicar. De hecho, su padre esperó a que regresara de la ceremonia que convirtió a Salvador Sánchez Cerén en presidente de El Salvador antes de poder hacer pública su decisión.

Después de llegar al trono en 2014, un Un cambio de roles entre Juan Carlos I y el nuevo Reyporque Felipe VI quería que su padre empezara a participar en las declaraciones de los nuevos mandatarios latinoamericanos, pero solo viajó a los mandatarios de Uruguay, Brasil y Argentina, porque al protagonista nunca le gustó la idea y no era recomendable por su edad. viajes tan largos.

Es el guardián de los empresarios.

El rey es un elemento clave en el panorama económico de las Américas. VI Felipe apoya a empresas españolas con intereses en Latinoamérica para abrir puentes de inversión y explotación. “Es un interlocutor privilegiado, reconoce a casi toda la clase política latinoamericana, nos permite conocer perfectamente la situación actual en cada ámbito prioritario para los intereses de España, de nuestras empresas y de nuestro negocio. Porque la gente piensa que solo existe Telefónica o Repsol, hay muchos emprendedores desconocidos que quieren expandir su negocio en esos países. Un empresario con varios negocios en Colombia dice que su imagen y seriedad le facilitan las cosas cuando llega a primer grado, sin un nombre fuerte detrás.

La Cumbre Iberoamericana de 2007 en Santiago de Chile donde tuvo lugar el incidente entre Juan Carlos I y Hugo Chávez.


La Cumbre Iberoamericana de 2007 en Santiago de Chile, donde se produjo el incidente entre Juan Carlos I y Hugo Chávez.

Presidencia de Argentina

Wikipedia

“Pero su estilo y el de su padre son completamente distintos. Nada de amiguismos ante las empresas españolas, nada de llamadas raras… Todo eso es cosa del pasado. Felipe VI apoya el negocio español en Iberoamérica de forma transparente, como enlace o puente de unión. Estoy seguro de que no habrá en ninguno de sus vuelos de regreso a Madrid ningún maletín extraño lleno de alguna comisión o regalo”, añade. 

Nadie puede negar el esfuerzo que realizó el anterior jefe del Estado durante su reinado por reforzar los vínculos con aquellos países, casi todos con una historia común a la española y estrechamente ligados por los motivos obvios de la lengua. No siempre han sido relaciones fáciles, pero tanto Adolfo Suárez como Felipe González tenían clara su apuesta por América Latina, teniendo en las dotes de simpatía y agudeza del entonces Rey un arma infalible para conquistarla. Se puede decir que la vocación americanista de la Corona ha sido para Felipe VI una herencia del anterior reinado. 

La vocación americanista de la Corona ha sido para Felipe VI una herencia del anterior reinado 

El tiempo lo cura todo y finalmente, el no gesto de Felipe VI ante la espada de Bolívar ha quedado en el olvido. Pero es innegable que en parte de Iberoamérica ha nacido un populismo hostil hacia España. El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ha cargado repetidamente en los últimos años contra la corona española, exigiendo a Felipe VI que se disculpe en nombre de España por las atrocidades cometidas contra los pueblos indígenas de su país durante la época colonial desde la conquista de Hernán Cortés.

El presidente del gobierno español, el socialista Pedro Sánchez, se reunió con López Obrador en la capital mexicana el 30 de enero de 2019. Un mes después, el 1 de marzo de 2019, el presidente de México le decía al Rey de España en una carta que no fue bien recibida: “México desea que el Estado español admita su responsabilidad histórica por esas ofensas y ofrezca las disculpas o resarcimientos políticos que convengan”. El destinatario no respondió.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en la capital mexicana el 30 de enero de 2019.


El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en la capital mexicana el 30 de enero de 2019.

Marco Ugarte (AP)

Gtres

Felipe VI no acudió a la toma de posesión de 2017 de Daniel Ortega en Nicaragua, aunque fue en su lugar el secretario de Estado para Iberoamérica; el Rey tampoco fue a la última toma posesión de Ortega de enero de 2022, con más razón, porque España no reconoció la legalidad de las elecciones. En noviembre de 2021, Ortega, líder del Frente Sandinista, llamó “ladrones y asesinos” a “los reyes españoles”, que siguen “comportándose como colonizadores”, aunque en su acusación genérica no nombraba a Felipe VI.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, habló en su toma de posesión de los “felipillos” que ayudaron a los españoles a conquistar el territorio. Su alusión a Felipillo, traductor de Pizarro, se interpretó como una aparente referencia crítica a Felipe VI, presente en el auditorio.

Las supuestas ofensas “son una cortina de humo para distraer a la población”, dicen en el entorno de Zarzuela

“Sin embargo, los viajes a Latinoamérica nos demuestran que es todo una cortina de humo de ciertos dirigentes del otro lado del Océano para distraer a la población de sus graves problemas nacionales. Siempre que el Rey viaja a cualquier país del Cono Sur, y si viaja la Reina se multiplica por mil, la gente se vuelca en las calles, es increíble el cariño con el que se le recibe”, detalla la misma persona cercana al equipo de Zarzuela. 

El jefe del Estado tiene una doble tarea que afrontar respecto a Latinoamérica en los próximos años; son varios los gobiernos de marcado carácter de izquierdas que han llegado al poder en los últimos meses en las repúblicas hispanoamericanas. Sin embargo, Felipe VI tiene claro que para poder reinar en el siglo XXI en España hay que saber ser el Monarca, por supuesto sin corona ni intención de reinar, de toda América Latina.

Felipe VI preside la presentación de cartas credenciales del embajador de México, Quirino Ordaz Coppel, en el Palacio Real de Madrid, el 6 de junio de 2022.


Felipe VI preside la presentación de cartas credenciales del embajador de México, Quirino Ordaz Coppel, en el Palacio Real de Madrid, el 6 de junio de 2022.

Alberto Ortega

Europa Press


Amado en la calle, rechazado por los políticos

amazing) first appeared on egybramjfree.com

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here